jueves, 31 de enero de 2013

Las frutas y las verduras de color brillante pueden proteger contra la ELA?

¿Las frutas y las verduras de color brillante pueden proteger contra la ELA?
Un estudio relaciona los alimentos tales como las zanahorias, las espinacas y las batatas con un menor riesgo de la enfermedad de Lou Gehrig
Dirección de esta página: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_133572.html (*estas noticias no estarán disponibles después del 04/30/2013)
Mary Elizabeth Dallas
Traducido del inglés: miércoles, 30 de enero, 2013
Imagen de noticias HealthDay
Temas relacionados en MedlinePlus
MARTES, 29 de enero (HealthDay News) -- Comer frutas color naranja brillante, rojas o amarillas y verduras de color verde oscuro ricas en antioxidantes puede ayudar a prevenir o retrasar el inicio de la esclerosis lateral amiotrófica, también conocida como ELA o enfermedad de Lou Gehrig, según un estudio reciente.
Los investigadores hallaron que un aumento del consumo de carotinoides, y en particular, de beta caroteno y luteína, podría reducir el riesgo de esta enfermedad neurológica progresiva, que ataca a las células nerviosas del cerebro y la médula espinal.
Las zanahorias, las batatas y los mangos son ricos en beta caroteno, y las espinacas, la col silvestre y las yemas de huevo son buenas fuentes de luteína.
El estudio halló, sin embargo, que las dietas ricas en los antioxidantes licopeno, beta-criptoxantina y vitamina C aparentemente no reducen el riesgo de ELA, que provoca que los músculos se deterioren hasta que finalmente resulta en parálisis.
El estudio se publicó en línea el 29 de enero en la revista Annals of Neurology.
"La ELA es una enfermedad degenerativa devastadora que generalmente se desarrolla entre los 40 y los 70 años de edad, y afecta a más hombres que mujeres", comentó en un comunicado de prensa de la revista el autor principal del estudio, el Dr. Alberto Ascherio, profesor de epidemiología y nutrición en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard. "Entender el impacto de la alimentación en el desarrollo de la ELA es importante".
Al analizar la información de más de un millón de personas, los investigadores identificaron casi 1,100 casos de ELA. Los investigadores hallaron que un aumento general del consumo de carotinoides (sobre todo en aquellas personas que comen dietas ricas en beta caroteno y luteína) parecía estar relacionado con un menor riesgo de la terrible enfermedad.
Las personas que comían más carotinoides al día también tenían más probabilidades de hacer ejercicio, tener una diploma avanzado, una ingesta mayor de vitamina C y tomar complementos de vitamina C y E.
Los investigadores indicaron que, no obstante, los complementos de vitamina C a largo plazo no redujeron el riesgo de las personas de padecer esta enfermedad degenerativa.
"Nuestros hallazgos sugieren que consumir alimentos ricos en carotinoides puede ayudar a prevenir o retrasar el inicio de la ELA", concluyó Ascherio. "Se necesitan más análisis basados en alimentos para examinar el impacto de los nutrientes dietéticos sobre la ELA".
Los hallazgos, que usaron los datos de cinco estudios previos, no establecen una relación protectora de causa y efecto entre el consumo de carotinoides y el riesgo de ELA.
Entre 20,000 y 30,000 estadounidenses padecen de ELA, y se diagnostica a 5,000 más cada año, según los Institutos Nacionales de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de los EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: Annals of Neurology, news release, Jan. 29, 2013
HealthDay

miércoles, 16 de enero de 2013

Papel incierto para la estimulación del diafragma en pacientes con esclerosis lateral amiotrófica

Un estudio pequeño sugiere que la falta de beneficio, pero sus métodos son defectuosos.

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es un trastorno neurodegenerativo que produce una debilidad progresiva de las extremidades, axial, bulbar y los músculos respiratorios, con la muerte se produce típicamente 3 a 5 años después del inicio de los síntomas. La ventilación no invasiva (VNI) prolonga la supervivencia y mejora la calidad de vida. Direct estimulación intramuscular eléctrica del diafragma, o estimulación diafragmática (PD), se ha convertido en una terapia potencial a pesar de la falta de apoyo de datos aleatorios, ensayos controlados. Para determinar si DP disminuye la velocidad de la capacidad vital (VC) Disminución o prolonga la supervivencia libre de ventilador en comparación con VNI solos, los investigadores revisaron de forma retrospectiva los datos de una cohorte de 354 pacientes que no se sometieron DP y 8 pacientes que recibieron DP.
Entre el grupo de VNI-solamente, la tasa de disminución VC fue de 5,1% por mes antes de su uso NIV y el 2,5% por mes con el uso de la VNI (en 216 pacientes). Por el contrario, la disminución media VC mensualmente durante cuatro pacientes DP fue del 10,5% (4 otros interrumpido el uso DP). Los autores concluyen que la DP en realidad puede acelerar la disminución VC y no prolonga la supervivencia libre de ventilador, y que "la financiación pública generalizada de los sistemas de DP en la ELA puede ser prematura."
Comentario: Este estudio aborda un tema importante en el tratamiento de la ELA ( Muscle Nerve 2012; 46:1). Sin embargo, es confusa y errónea muy adecuadamente y no probar las hipótesis de los autores, y mucho menos justificar cambios en la política sanitaria. Aunque ventilador supervivencia libre fue una de las medidas de resultado primarias, los datos comparativos de los dos grupos de tratamiento no se informaron con claridad. Por otra parte, los ensayos no aleatorios requieren una cuidadosa correspondencia de tratamiento y el grupo control, pero la población de estudio ("rápidamente progresivas ALS / enfermedad de la motoneurona") no está bien caracterizado de acuerdo a los criterios de El Escorial y conocidos factores pronósticos ALS (edad, lugar de inicio) . El factor pronóstico importante línea de base identificado (hora de inicio de los síntomas hasta el diagnóstico) no se informaron de una manera comparable para el tratamiento y el grupo control. Por lo tanto, las diferencias en los resultados entre los grupos sólo puede ser consecuencia de la demografía y no de tratamiento. A su favor, los autores reconocen su tamaño pequeño de la muestra, pero esta limitación es mucho peor de lo que admiten: Tres cuartas partes de sus pacientes DP tuvimos que apagar el DP abajo o fuera causa de dolor (un resultado postoperatorio extraordinariamente pobres en nuestra experiencia), medio DP interrumpido permanentemente en algún momento, y sólo la mitad de los pacientes con DP tenían múltiples medidas de capital riesgo.
Desafortunadamente, este estudio añade poco a nuestra comprensión de la DP en la ELA. Bien diseñados estudios prospectivos con un gran número de pacientes que reciben reglamentado adecuadamente caracterizados seguimiento están en marcha que esperamos ofrecer más respuestas acerca de la utilidad de esta intervención costosa.
- Richard S. Bedlack, MD, PhD, y Michael Benatar, MD, MS, PhD
Dr. Bedlack es Profesor Asociado de Medicina / Neurología, Duke University Medical Center, Durham, NC.
Publicado en el Journal Watch Neurología 15 de enero 2013